Timbre: color y convenciones históricas

EA 1.2.1 Distingue el TIMBRE de los diferentes instrumentos y voces, cualquiera que sea su combinación.

El sonido, como categoría analítica musical, incluye todos los aspectos del sonido considerado en sí mismo como elemento expresivo. Para un análisis tímbrico tenemos que tener en cuenta tres aspectos:

a/ timbre: colores que elige el compositor (voces, instrumentos, otros…)
b/ dinámicas: intensidad del sonido, la indicada específicamente (matices: símbolos en la partitura) o la que se desprende del resultado de la disposición de instrumentos/voces en un momento de una pieza .
c/ textura y trama: disposición de los timbres en las diferentes secciones de la pieza.

a/ Timbre

En el marco de las consideraciones sobre el timbre se presta atención a la naturaleza de las fuentes sonoras (tipos de instrumentos y de voz) y a cómo se produce cada sonido (efecto sonoro, volumen, etc.).
Podríamos definir Timbre como la cualidad acústica o COLOR del sonido que depende del carácter de la onda sonora (resultado de la suma de distintas frecuencias) ya sea producida por un solo instrumento o por varios combinados.
El timbre está determinado en gran medida por la composición del conjunto o agrupación instrumental, es decir el número y tipo de partes vocales y/o instrumentales con los que se hace sonar una obra.

Repaso de los tipos de instrumentos y voces que pueden formar parte de un conjunto instrumental

tipos de voces

clasificación de los instrumentos musicales

 

Tarea 1: Busca de adjetivos que describan el color de algunos de los instrumentos musicales. Ej. «oboe: sonido apretado, penetrante»; «flauta travesera: blando»; «trompa: redondo, lleno», etc.

Tarea 2: Busca algún vídeo en el que se muestre el timbre de los diferentes instrumentos de la orquesta. por ejemplo: Instrumentos de la orquesta (ingles);  Instrumentos de la orquesta; Pedro y el lobo (Prokofiev) y Pedro y el lobo (Prokofiev) versión cortometraje.

 

El timbre a lo largo de la historia de la música

Cada obra musical tiene un color o timbre determinado resultado de la agrupación o conjunto instrumental que la interpreta. El resultado sonoro es fruto de las convenciones históricas de las diferentes épocas musicales.

Durante la Edad Media, por ejemplo, no se admitía el uso de instrumentos musicales dentro de la iglesia. El resultado sonoro es que la música religiosa medieval está formada por una agrupación de voces masculinas a cappella. A partir del siglo XV esta convención histórica de la música religiosa medieval se flexibilizó con el uso de algunos aerófonos de metal y más tarde el órgano de tubos.

En la música profana de esta época (primer Renacimiento) era habitual que el compositor escribiera las líneas melódicas de la canción sin especificar qué tipo de voces o qué instrumentos debían interpretar cada parte: la partitura sonaba tímbricamente diferente dependiendo de dónde (lugar), para quién (público, posición social, rango), quiénes (qué agrupación y/o intérpretes disponibles) habían contratado para tocar. Esta convención revela la falta de conciencia tímbrica que ha existido durante siglos en la historia de la música occidental.

En resumen, hasta principios del siglo XVII no existía conciencia tímbrica precisa: las composiciones se interpretaran según la función que se le iba a dar a esa música y los instrumentos disponibles (lugar, medios y personas).
Una partitura podría se interpretado por un coro a capella (en la iglesia), por instrumentos, por una agrupación de solistas vocales e instrumentos (palacio), o por un conjunto instrumental de mayor volumen (música alta: al aire libre: para una danza).