minientrada Aud: ADAM de HALLE Juegos de Robin y Marion

Robin y marionAud 4: Adam de HALLE, Juegos de Robin y Marion

 

800px-Robins_M_aime_Robins_M_a

ADA1«El universo poético y musical de los troveros es, sin duda, uno de los legados culturales más sofisticados de la Europa medieval. Exquisito en sus formas, abiertamente cosmopolita en sus planteamientos, el arte trovadoresco recorrió como un reguero de luz todas las Cortes europeas durante los siglos XII, XIII y XIV. Pocos fueron los grandes señores que se resistieron a sus palabras sutiles, a sus hermosas canciones de amor y al encanto de sus melodías. Uno de estos grandes mecenas, Roberto II, Conde de Artois, tendría la fortuna de contar entre sus servidores con Adam de la Halle (ca. 1250-¿1306?), uno de los troveros más finos y cultos de aquellos tiempos de transición entre el Ars Antiqua y el Ars Nova.
fol1Le Jeu de Robin et Marion con sus 800 versos, de los que la mayor parte están puestos en música, fue, seguramente, estrenado hacia 1285 en la Corte de Carlos de Anjou y nos es conocido gracias a tres manuscritos de la primera mitad del siglo XIV que, a su vez, presentan ligeras diferencias entre sí. El conjunto vocal e instrumental italiano Micrologus, en un intento de aproximación total a lo que pudieron ser las ejecuciones medievales de estas obras, opta por ofrecernos, una vez más, una interpretación rigurosa desde el plano científico pero dinámica y vital en lo humano, centrada en reconstruir y recomponer toda la riqueza de timbres y todas las posibilidades de improvisación vocal e instrumental de la época y creemos que lo consiguen plenamente, pues su escucha nos ha cautivado, y en cierto modo, transportado a aquel adusto palacio gótico de la Corte napolitana angevina donde fue estrenada esta pastoral gótica.» Francisco de Paula Cañas Gálvez (Reseña que aparece en el CD Adam de Halle Juegos de Robin y Marion de Ensemble Micrologus)